El instante

22

JULIO, 2018

Andrés Cardenete
Periodista

Hay imágenes en las que el elemento protagonista actúa como un agujero negro que absorbe todo a su alrededor. Observen si no la fotografía que acompaña a este texto.

En ella vemos a un padre y a un hijo que cruzaron la frontera de Estados Unidos en busca de una vida mejor y a los que Trump mantuvo separados y enjaulados durante 63 días. La fotografía se captó justo cuando ambos se reencontraban. El fotógrafo podría haber capturado otro instante que nos permitiera divagar sobre el resto de detalles sin desperdicio que posee la imagen, pero hizo clic en el momento preciso. Todo lo demás es ya intrascendente.

Nicho vencido en el cementerio inglés de Linares.

Fotografía del autor.

Si la fotografía se hubiera tomado un segundo antes -o un segundo después- podríamos centrarnos en el lápiz de cera naranja junto a la toalla azul de la derecha y en el cuaderno para colorear de la izquierda; hubiéramos ensalzado la imaginación como vía de escape de la realidad. O podríamos haber reparado en los pies descalzos y en las suelas de las zapatillas que, bajo la cama, aún permanecen sucias de arena roja del desierto, sin que sepamos si tendrán que desandar el camino. En fin, que la fuerza del instante nos impide divagar, por ejemplo, sobre la sábana a modo de capa que el niño porta y sobre el tipo de Vengador que sueña con ser en el futuro para vencer al villano rubio que ya mencionamos.

En fin, que la fuerza del instante nos impide divagar, por ejemplo, sobre la sábana a modo de capa que el niño porta y sobre el tipo de Vengador que sueña con ser en el futuro

Todo queda eclipsado, sin embargo, por ese instante reflejado en sus rostros. Miren bien sus caras y díganme que no. Después de 63 días de miedo e incertidumbre, el niño abraza a su padre con la misma inocencia que lo abrazaríamos cualquiera de nosotros a esa edad en la que sabes que los padres tienen las respuestas a todas las preguntas del universo. Si el sosiego tuviera cara sería la suya, pero no la del padre que abraza al hijo y que parece mirar más allá del objetivo. Suponemos que hacia un futuro incierto sobre el que no halla respuesta alguna.

LECTURAS RECOMENDADAS

COLUMNAS

RELATOS

Historia de un relato de verano

FOTÍCULOS

Nichos de mercado