Columnas»

El vencecanguelos

Aquel día yo seguía siendo un niño bueno, como cualquiera que tuviera la edad para cursar 3º de EGB. Sin embargo, alguna trastada inocente tuve que hacer para que la seño Anamari me expulsara de clase y me mandara castigado a la biblioteca. Había algunos profesores que siempre nos amenazaban con eso. “Como sigas así te mando a la biblioteca”, decían. Así, en el imaginario colectivo de mi clase, todos pensábamos que ir a la biblioteca era como adentrarse en el averno.

leer más

Exiliados de extrarradio

En las hamacas de la playa ya nadie lee a Fernán Caballero. Guillermo avanza con dificultad entre los flotadores, las colchonetas hinchables y los grupos de británicos que, sentados con cervezas y torsos desnudos en las escaleras, inundan el portal de su bloque, antes un reconocido edificio del centro de Málaga convertido hoy en una especie de improvisado albergue, alfombrado de arena y salitre, para turistas. Allí no quedó hueco para Emilia, una joven profesora de primaria en un colegio de la capital.

leer más

Andaluz, en serio

Soy andaluz (como María Zambrano, como Antonio Muñoz Molina, como Trajano), de un tierra labrada por los que la sudan cada día para regalar a la vista mares de olivos, campos de trigo, hileras de viñedos; y donde también florece la cultura en teatros, auditorios, conservatorios y en más de once universidades llenas de alumnos, catedráticos y doctores. La mayoría muy buenas; algunas excelentes, como la Universidad de Granada que ocupa el tercer lugar de las mejores de España en el Shanghai ranking.

leer más

La posverdad tiró el jarrón

La posverdad es una mentira; una rotunda falacia que se alimenta de la duda. Que en 2016 se convirtiera en la palabra del año de la clase política generalista dice mucho y nada bueno. Sin embargo, no es en este caso el significante el que otorga existencia al significado. Tengo un primo en Extremadura, por ejemplo, que llevaba abotonando su camisa hasta la nuez, en continuidad con su larga barba, un lustro antes de que sus amigos le empezaran a llamar hipster.

leer más

La fiel infantería

En lugar de rifles, metralletas, granadas de fragmentación o lanza morteros acuden cada día al campo de batalla con libretas, bolígrafos, grabadoras y cámaras fotográficas. Han tenido que aprender a sobrevivir viendo pasar las balas muy cerca —zas, zas, zas—, justo por encima de sus cabezas. Y les juro que es admirable como lo hacen. Como se mueven en la zona de fuego cruzado que va del despacho del director o del jefe de redacción a la rueda de prensa y, de vuelta, al despacho.

leer más

La parte por el todo

Existe un pecado de nuestro tiempo que consiste en magnificar una pequeña parte para definir al todo. Algo así como juzgar un gin-tonic menos por su sabor y más por su color. En el país de las etiquetas, cualquier gesto fácil e inocuo puede cosechar las más altas alabanzas, cuando no pavimentar el camino hacia el desprestigio. Unamuno nos enseñó con su San Manuel Bueno que se puede ser buen cura y mártir pese a no creer en Dios; o precisamente por eso.

leer más

Jindama

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); Tengo una prima que el mismo día que se casaba se dio cuenta de que la matrícula del coche que había alquilado para ir a la iglesia terminaba en...

leer más

Sánchez a lo bonzo

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); Thich Quang Duc fue un monje budista –o bonzo, en japonés– que decidió morirse el 11 de junio de 1963. Por aquel entonces, el gobierno de Vietnam del...

leer más

Otro mundo

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); No hace falta saber de física cuántica para descubrir otros universos. El libro que sostengo entre mis manos me habla de hombres valientes que yo no...

leer más

Un par de floretes, por favor

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); Escucho a un tertuliano radiofónico comparar la que se traen Rajoy y Sánchez con un combate a muerte. Aunque me parezca exagerado hasta como hipérbole,...

leer más

Grandes esperanzas

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); A Fernando Torres se lo inventó Dickens. Por eso no va a la Eurocopa. Por eso la vida siempre le recuerda que sus botas son demasiado gruesas. Pudo ser...

leer más

Moscas

COLUMNA ¡Moscas! facebooktwitterinstagramAndrés Cardenete, periodista27 de mayo, 2016 Asistía desde mi sofá al penúltimo intento de gobierno cuando una mosca cualquiera se me pasó por la cabeza. La mosca, ya sea aquella u otra, vive poco más que un verano. O que un...

leer más

Capitanes de biblioteca

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); No se imaginan las aventuras que pueden ocurrir en mi estantería. Philip Pirrip, erguido sobre sus toscas botas, nos hacía reír al recordar el...

leer más

De Dios y del diablo

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); En el inicio de su andadura política, el partido de Pabo Iglesias prometía predicar con el ejemplo en aquello de contar con todos. Venía a rellenar un...

leer más

Somos nuestras palabras

Criogenizar es una palabra de nuevo cuño que aún no ha registrado la RAE, pero lo hará. En el diccionario ya estaba criogenia, que tampoco es muy antigua. Leo en las noticias que hay una empresa que ha solicitado permiso para construir el primer cementerio criogénico donde almacenar cuerpos congelados. Es curioso como nuestras palabras pueden definirnos como sociedad, pues que hayamos creado una palabra como criogenizar o un concepto como cementerio criogénico significa que tenemos miedo de irnos para siempre [..]

leer más

El día que Christian Grey se folló a la literatura

Siento más apego por los libros y sus historias que por la literatura. Nunca he leido un libro de Dan Brown, Stephenie Meyer ni, mucho menos, E. L. James y si los he ojeado ha sido con la única intención de comprobar que la vida es demasiado corta como para hacer esperar a Dickens, Conrad, Borges, García Márquez o Dumas. Pero respeto a todo aquel que se asome a un libro, sin importar el pelaje de este. De hecho, esta clase de pelotazos vacuos […]

leer más

Aprensión

Tenía pensado escribir sobre la experiencia de estar siete días sin móvil, pero no he tenido más que un poco de ansiedad provocada por el pensamiento de que no podrían localizarme si alguien en casa salía ardiendo. Lamentablemente para mis intenciones de escribir sobre el asunto –que no para mis deseos–, ningún familiar se incendió, así que la experiencia resultó bastante aburrida de escribir. Al menos hasta que recibí el mensaje de la empresa de móviles […]

leer más

Parapetados

Al principio sólo hubo Dios. Solo y aburrido. Condenado a vivir en el vacío, que es como estar muerto. Tuvo que pensar que esa no era vida para un Dios, y creó la Naturaleza. Como Dios, por el simple hecho de existir, ya había contentado a los creacionistas, la Naturaleza hizo que del mar y de los ríos brotaran los animales y las plantas para que no se enfadasen los evolucionistas. Aquello estaba bien, pues Dios ya podía entretenerse al contemplar como la Naturaleza regaba las plantas […]

leer más

Errando que es gerundio

Ahora, con pavor y sudores fríos, estudio el uso correcto del gerundio. Incluso hago ejercicios. No me entero muy bien y lo peor es que con el fatídico gerundio no se puede hacer lo mismo que con los adverbios, no utilizarlo. Más que una herramienta del lenguaje, el gerundio es una trampa. Un inciso: perdonen que utilice tanto la palabra gerundio, pero es que al gerundio enemigo hay que hacerle frente. El caso es que, con la excusa de explicárselo a ustedes, voy a tratar aquí el uso del gerundio […]

leer más

El homenaje de los campeones

Tras su próximo partido ante Australia, España abandonará el Mundial de Brasil. Dos derrotas, ante Holanda y Chile, de la Campeona del Mundo la dejan fuera y abren la puerta de la crítica después de seis años de continuas y merecidas alabanzas. Al entrenador, por no saber revertir la situación en el segundo encuentro, a aquel o este jugador, por sus errores. Incluso a la Federación Española por elegir como su sede Curitiba, con temperaturas hasta 20 grados por debajo de los […]

leer más

El periodismo, cuestión de dogma

Supongo que hubo un tiempo de golpes sobre máquinas de escribir, botellas de whisky en los cajones y colmillos afilados. De olor a humo y a cuerpos sucios en camisas de días desdoblados. De gente astuta y con pluma original. Más o menos sutil, pero original. Me han contado que ir a una redacción y tratar ésto o aquello con los que golpeaban las teclas daba pavor. Que uno no sabía si estaba empeorando o no las cosas mientras les hablabas y te miraban entre el humo […]

leer más
Share